Peeling químico

Consiste en la aplicación de diferentes sustancias químicas sobre la piel con el objeto de “pelar” o exfoliar las capas más externas de esta. Se usa para mejorar el aspecto de la piel dañada por el sol, disminuir arrugas, mejorar cicatrices de acné o varicela, y decolorar o eliminar manchas.

Hoy en día es una de las terapias de la piel más utilizadas para eliminar o atenuar los efectos del fotoenvejecimiento de la piel, pequeñas marcas producidas por el acné y algunos tipos de manchas.

Existen diferentes tipos de Peeling. Dependiendo de la técnica pueden ser químicos o físicos. Y dentro de cada clase de peeling y de las capas de piel afectadas podríamos clasificarlos en superficiales, medios y profundos.

El peeling químico tiene como base el uso de productos (glicólico, acético y pirúvico, salicílico entre otros)  sobre la piel, cuya acción provoca una descamación que propicia la renovación cutánea.

En nuestro centro realizamos varios tipos de peeling:

a) Peeling de ácido glicólico a diferentes concentraciones que van desde el 20 al 70 %. Se realizan seis tratamientos, uno por semana.

b) Peeling HPP, que contiene ácido glicolico al 70%, ácido acetico y ácido pirúvico. El tratamiento se lleva a cabo una vez al mes. Vienen a realizarse una media de tres tratamientos.

c) Peeling LHA, de un derivado del ácido salicílico. Consta de cuatro sesiones, una por semana.

d) Peeling Salicylic, Ácido salicílico al 30% para pieles grasas y acnéicas.

e) Peeling Azelan, Ácido azelaico 20% + Ácido salicílico 20%, pieles acnéicas e hiperpigmentadas.

f) Peeling Melanostop, Ácido azelaico 20% + Resorcinol 10% + Ácido fítico 6%.pieles con Melasma.

g) Peeling Mandélico, pieles fotoenvejecidas.