Eliminación de Lesiones Pigmentadas

El objetivo del tratamiento es la destrucción  controlada de las lesiones pigmentadas de la piel y dermis superficial, mediante el empleo del láser, como por ejemplo los léntigos solares y seniles, queratosis seborréicas, manchas café con leche, nevus de Becker y nevus de Ota.

El haz de láser tiene una especial afinidad por diversos colores, produciendo la destrucción  de la lesión con un mínimo daño en el tejido adyacente. Está indicado en diversos trastornos de la pigmentación.

Normalmente se necesita una única sesión para la eliminación de las manchas más superficiales y varias para las lesiones más profundas.

La realización del tratamiento se lleva a cabo en el mismo centro, sin necesidad de anestesia.