La piel del hombre y su cuidado

Durante siglos la cosmética, el embellecimiento y los cuidados de la piel,  han sido patrimonio exclusivo de la mujer y han sido considerados por el hombre como aspectos propios del sexo femenino, pero los tiempos cambian y hoy en día la buena presencia es una exigencia en la sociedad tan competitiva que nos toca vivir, y el hombre ya cuida cada vez más su imagen personal con los mismos argumentos que las mujeres, lo que ha creado un gran mercado de productos diseñados específicamente y adaptados a las particularidades especiales de la piel del varón. Seguir leyendo “La piel del hombre y su cuidado”

Los efectos del frío en la piel

La temperatura central del cuerpo humano se mantiene dentro de un estrecho intervalo gracias a mecanismos termorreguladores que radican de modo principal en variaciones del flujo sanguíneo cutáneo.

La exposición al frío produce vasoconstricción cutánea masiva, lo cual origina un descenso de la temperatura de la piel a fin de mantener la temperatura central. Seguir leyendo “Los efectos del frío en la piel”

La limpieza facial

La limpieza y el cuidado de la piel constituyen un hábito importante en nuestra vida diaria y ha dejado de tener un objetivo puramente funcional de eliminación de suciedad de la superficie cutánea para pasar a tener un significado cosmético, que va mas allá de lo puramente higiénico.

El agua por si sola no es suficientemente eficaz para conseguir una correcta limpieza de la piel, por lo que se le asocia una serie de sustancias de origen químico cuya base son los tensioactivos, que son las sustancias que realmente la limpian. Seguir leyendo “La limpieza facial”

La piel de bebé a adolescente.

Los cuidados de la piel desde bebé a adolescente aunque comparten muchas semejanzas con los cuidados cosméticos generales, tienen una serie de diferencias condicionadas por las especiales características de la piel en este periodo de la vida. Seguir leyendo “La piel de bebé a adolescente.”

El cuidado de la piel durante el embarazo.

La piel es un órgano sensible a los influjos hormonales. A partir de la adolescencia los cambios son mucho más evidentes en la mujer, siendo leves o transitorios durante el ciclo menstrual, pero en el embarazo los cambios son más radicales y a veces definitivos. Seguir leyendo “El cuidado de la piel durante el embarazo.”