La limpieza facial

La limpieza y el cuidado de la piel constituyen un hábito importante en nuestra vida diaria y ha dejado de tener un objetivo puramente funcional de eliminación de suciedad de la superficie cutánea para pasar a tener un significado cosmético, que va mas allá de lo puramente higiénico.

El agua por si sola no es suficientemente eficaz para conseguir una correcta limpieza de la piel, por lo que se le asocia una serie de sustancias de origen químico cuya base son los tensioactivos, que son las sustancias que realmente la limpian. Seguir leyendo “La limpieza facial”